princip

Suzuki devela en Frankfurt al Swift Sport y se resume en dos palabras: ligero y potente

Por fin llegó el Motor Show de Frankfurt y con él, finalmente se ha puesto fin a las especulaciones que giraban en torno a una de las presentaciones más esperadas, es decir, la del completamente nuevo Suzuki Swift Sport, que promete y mucho.

Al igual que el Swift normal, este hot hatch también aprovecha la plataforma de reciente desarrollo de Suzuki, Heartect, con lo que pudo deshacerse de varios kilos innecesarios, que le dan un peso total de 970 kg.

Muchos podrán decir que el peso quedó por encima de su hermano, lo cual es cierto, pero, el corazón que le da vida es un motor Boosterjet (turbo) 1.4 de 4 cilindros, que genera 138 caballos de fuerza y 170 libras-pie de torque, con el que gracias a la relación peso/potencia, promete un desempeño fantástico y mucho mejor que el de la anterior generación; por cierto, si los números se les hacen conocidos, es porque se trata del mismo motor que lleva la Vitara Turbo.

Al igual que el modelo saliente, este Swift Sport seguirá contando con una transmisión manual de 6 velocidades, la cual recibió una revisión específica para este modelo, permitiendo cambios más cortos, precisos y suaves.

En esta nueva generación, también se mejoró la rigidez y estabilidad; los amortiguadores del eje delantero se quedaron intactos, pero ahora cuenta con una barra estabilizadora más gruesa. En el eje posterior se rediseñó por completo la suspensión, con el objetivo de tener una mayor estabilidad en curvas.

Por otra parte, la distancia entre ejes aumentó 20 mm respecto al Swift Sport anterior y ambos ejes ahora son más anchos, al crecer 40 milímetros. La carrocería también sufrió cambios y en esta nueva generación la altura se redujo 15 mm, mientras que, para compensar los ejes más largos, a lo ancho creció 40 mm.

Por fuera también mantiene un aspecto deportivo, aunque sin dejar de ser discreto. Al frente, lo que más destaca es la parrilla hexagonal, la fascia con líneas marcadas y musculosas, así como el splitter inferior, que cuenta con detalles en fibra de carbono.

La parte trasera es donde se nota más su espíritu deportivo. La fascia es completamente diferente a la del Swift normal, e integra una doble salida de escape, así como difusor trasero; el conjunto se ve rematado por un discreto alerón en la parte superior, que resalta su carácter de vehículo sport. A los costados, se hace notar por los rines de 17 pulgadas, neumáticos de perfil bajo y faldones en color negro.

El interior es muy similar al de su hermano, en cuestión de diseño se mantiene casi sin ningún cambio, salvo por los elementos en color rojo que se observan por todo el habitáculo, los asientos que tienen un enfoque deportivo y algunos detalles en el cuadro de instrumentos.

El equipamiento está compuesto por pantalla táctil de 7 pulgadas, conectividad Apple CarPlay y Android Auto, sistema de navegación y conectividad Bluetooth. En materia de seguridad, está equipado con control crucero adaptativo, sistema de frenado autónomo, alerta de cambio de carril involuntario y alerta anti zigzagueo.

Además del color “Champion Yellow” que ha sido utilizado en el modelo de la presentación, habrá otros siete colores disponibles para el exterior. Aún no se sabe cuál será el precio del Swift Sport, ni a partir de cuándo comenzará a estar disponible en los distintos mercados del mundo, pero es un hecho que lo veremos en nuestro país, seguramente durante la primera mitad del próximo año.

 

Por: Alonso Brugada
@Brugadalonso

Suzuki devela en Frankfurt al Swift Sport y se resume en dos palabras: ligero y potenteAlonso Brugada
00

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *