Showcar Mercedes-AMG Project ONE, zweisitziger Supersportwagen-mit modernster und effizientester Formel 1-Hybrid-Technologie, High Performance Plug-in Hybrid Antriebsstrang mit 1,6-Liter-V6-Turbobenzinmotor und vier Elektromotoren 

Showcar Mercedes-AMG Project ONE, two-seater supersports car with the very latest and efficient, fully-fledged Formula 1 hybrid technology, high-performance plug-in hybrid drive system with 1.6 1.6-litre V6 turbocharged petrol engine and four electric motors

Mercedes-AMG Project ONE; lo más parecido a un Fórmula 1 que “verás” en la calle

Hace unos meses, AMG, la división de autos de alto rendimiento de Mercedes-Benz, cumplió 50 años de existencia; por supuesto, una fecha tan importante no podía pasar desapercibida o sólo ser conmemorada con el lanzamiento de alguna edición especial y decidieron festejarlo de la mejor manera posible, es decir, con un hypercar de más de 1,000 caballos de fuerza. ¿Emocionados?

Este automóvil recibe el nombre de Mercedes-AMG Project ONE, y de una vez deben saber que el “ONE” es en honor a la Fórmula 1, ya que sus orígenes están cimentados en la categoría reina del automovilismo.

Su desarrollo estuvo a cargo de Mercedes-AMG, quienes trabajaron de cerca con el equipo de Fórmula 1, Mercedes-AMG Petronas Motorsport; en conjunto, ambas empresas se encargaron de aprovechar la experiencia y conocimientos que se han adquirido al tener un equipo dentro de la F1 y plasmar toda esta tecnología en un vehículo legal para la calle.

Por donde se le vea el diseño es espectacular y se aleja de todo a lo que Mercedes nos tenía acostumbrados; comenzando por el frente, éste destaca por las amplias tomas de aire, los agresivos faros LED y las enormes salidas de aire en el capó, que desvían el aire caliente y permiten que el motor sea alimentado exclusivamente por aire fresco.

En los costados mantiene un diseño limpio y con una clara inspiración en las actuales “Flechas Plateadas”, además de lo visual, retoma muchas soluciones aerodinámicas basadas en el automovilismo, como las piezas de fibra de carbono que redireccionan el flujo de aire por toda la carrocería pero, sin lugar a dudas, lo que más llama la atención son las puertas con apertura de tijera y el conjunto que conforman la aleta de tiburón y la toma de aire que sobresale del techo, completamente al estilo de los actuales monoplazas.

La parte trasera no deja de ser igual de sorprendente que el resto del Project ONE y se hace notar por la tapa del motor, el enorme difusor dividido por el triple escape central (que también proviene directamente de F1), así como por los elementos de malla y fibra de carbono que enmarcan las luces traseras LED, cuyo diseño es un claro guiño al logo de AMG.

Este hiperdeportivo recibirá vida por parte de un tren motriz compuesto por cinco motores, cuatro de ellos completamente eléctricos; uno está colocado en el turbocompresor, otro conectado al cigüeñal y los dos restantes se encargan de mandar energía exclusivamente al eje delantero.

El principal encargado de mover este vehículo es un motor de combustión interna V6 1.6 litros con inyección directa y turbocompresor electrónico, que desciende directamente del propulsor que montan los Mercedes de Fórmula 1, claro, con los ajustes necesarios para usarlo en el día a día, sin necesidad de emplear combustible de carreras o lubricantes especiales.

Esto lo convierte en el único automóvil de calle con un motor capaz de girar a 11,000 rpm; para hacer esto posible, varios de sus componentes fueron construidos con mecanismos y materiales resistentes al alto régimen de revoluciones que puede conseguir.

Por otra parte, el turbocompresor cuenta con un motor eléctrico de 90 kW que, dependiendo qué tanto se exija al motor, puede ser capaz de girar a 100,000 rpm. Entre las ventajas que este funcionamiento ofrece, destaca el hecho de poder utilizar la energía sobrante del sistema de escape para hacer girar la turbina y con esto eliminar por completo el turbo lag, lo que genera que este motor tenga una respuesta más rápida que la de un V8 naturalmente aspirado; si esta energía no se utiliza, también la puede almacenar como electricidad en la batería de ion-litio.

La segunda unidad de potencia es un motor eléctrico de 120 kW, que se encuentra unido al cigüeñal y aprovecha toda la energía cinética producida al momento de desacelerar y frenar, la cual se guarda en la misma batería en forma de energía eléctrica y está lista para ser usada cuando el conductor requiera esa potencia extra, de la misma manera en la que funciona el KERS de Fórmula 1.

El conjunto de todos estos motores produce más de 1,000 caballos de fuerza; la mayoría de esta potencia es transmitida a las ruedas a través de una caja manual robotizada de ocho velocidades, la cual fue desarrollada especialmente para este vehículo. Su velocidad máxima es de 350 km/h y puede acelerar de cero a 200 km/h en menos de seis segundos. Nada mal.

Para lograr estos números, también recurre a soluciones como: suspensión ajustable con coil-overs, muelles y amortiguadores con una configuración enfocada en ofrecer un balance perfecto, tracción variable AMG Performance 4MATIC+, sistema de frenos carbonocerámicos de alto rendimiento, rines aluminio forjado de 10 radios con semi cubierta de fibra de carbono y neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

El interior tiene un concepto minimalista y también está inspirado en el automovilismo. Mercedes se olvidó de cualquier elemento que no fuera completamente necesario y se enfocaron en recrear la atmosfera de un auto de competencia, claro, sin olvidarse de la funcionalidad que debe tener un vehículo para ser usado en el día a día.

Está equipado con dos pantallas de 10 pulgadas, la primera ubicada en el cuadro de instrumentos y la segunda en la consola central, pero enfocada al conductor; botón de arranque; conjunto de interruptores; asientos deportivos integrados al monocasco; pedales ajustables y volante de competencia, también ajustable.

Su presentación oficial será en el Motor Show de Frankfurt. Todavía no se sabe cuántas unidades serán producidas, pero como ocurre con todos los hiperdeportivos, seguramente sólo se harán algunos centenares para todo el mundo. Su precio no fue revelado, pero se calcula que podría superar los 2.5 millones de euros, cifra que lo coloca al nivel de sólo unos cuantos y afortunados bolsillos.  

 

 

Por: Alonso Brugada
@Brugadalonso

Mercedes-AMG Project ONE; lo más parecido a un Fórmula 1 que “verás” en la calleAlonso Brugada
00

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *