principal

El nuevo Renault Mégane R.S. quiere ser el mejor hot hatch de tracción delantera

Después de varios meses en los que se hicieron distintas especulaciones sobre el nuevo Mégane R.S., y en los que se incluyó un pequeño paseo por las calles de Monte Carlo durante el GP de Mónaco y una serie de fotos camufladas que realmente no revelaban nada, por fin se dieron a conocer todos los detalles de la tercera generación de este hot hatch francés en el Motor Show de Frankfurt. 

Estará disponible únicamente con carrocería de cinco puertas y contará con dos versiones: Sport y Cup; la primera está dirigida a personas que buscan un automóvil con aspecto y carácter deportivo, sin que esto signifique sacrificar comodidad en el día a día, mientras que, la versión Cup será para todos los que quieran un verdadero hot hatch; la puesta a punto de la suspensión es diferente y añade un diferencial de deslizamiento limitado que mejora la velocidad en curvas.

Ambas versiones llevan un motor de 4 cilindros 1.8 litros turbocargado con inyección directa, que otorga una potencia de 280 caballos de fuerza, mientras que el torque es de 288 lb-pie. Por primera vez, podrá ir unido a una transmisión manual de 6 cambios o a una EDC de doble embrague, con el mismo número de relaciones.

A pesar de los rumores, la tracción se quedó exclusivamente en el eje delantero, pero agrega el sistema 4CONTROL que le otorga dirección en las cuatro ruedas, lo que mejora su desempeño y estabilidad en todo tipo de curvas. Dependiendo de la versión podrá llevar rines de 18 o 19 pulgadas.

Lo primero que notamos al ver la carrocería, es el hecho de que ahora cuenta con una forma de hatchback convencional y ya no con la imagen coupé que tenía el modelo anterior. Todo el conjunto visual grita deportivismo e incorpora distintos elementos estéticos que son un guiño al automovilismo.

Al frente resalta el diseño de los faros, las luces LED que se integran en la defensa y tienen un patrón de bandera a cuadros y la parte baja de la fascia que está inspirada en el alerón frontal de un monoplaza de Fórmula 1.

En la zaga encontramos un aspecto musculoso, repleto de elementos aerodinámicos y deportivos, como la fascia, el difusor, el alerón o la increíble y bien lograda salida de escape colocada al centro. Por cierto, este Renault es el primer vehículo de producción de la marca que utiliza el nuevo emblema de Renault Sport, que será usado en los vehículos de competencia y en los de calle.

Por dentro cuenta con R.S. Monitor, un sistema de telemetría que permite registrar el desempeño de los conductores en la pista, a través de una pantalla llamada R-LINK 2, desde que la también se pueden controlar los cinco modos de manejo del sistema Multi-Sense (Comfort, Normal, Sport, Race y Perso).

Además, el sistema R.S. Monitor cuenta con una función llamada “Expert” con la que se puede conectar una action cam al vehículo, reproducir y analizar la información recopilada y compartir las imágenes en redes sociales.

En la cabina también encontramos asientos deportivos con cabeceras integradas, costuras resaltantes en color rojo en todo el habitáculo y vestiduras en tela o Alcantara. Como ya es tradición en este tipo de vehículos, los pedales y el pomo de la palanca son de aluminio.

El nuevo Mégane R.S. comenzará a venderse a principios del próximo año y si estas versiones no son suficientemente deportivas, Renault anunció que, a finales del próximo año, introducirá la versión Trophy con una potencia de 300 caballos de fuerza.

 

Por: Alonso Brugada
@Brugadalonso

El nuevo Renault Mégane R.S. quiere ser el mejor hot hatch de tracción delanteraAlonso Brugada
00

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *