Audi princip (1)

La espera terminó, así es el nuevo Audi A8

No hay plazo que no se cumpla y finalmente se presentó el totalmente nuevo Audi A8 que, además de estrenar una imagen completamente renovada, también fue dotado de una importante carga tecnológica, reafirmando su posición como buque insignia de la marca de los cuatro aros.

Por supuesto, lo primero que llama la atención es su renovada imagen que, dicho sea de paso, marca el inicio de una nueva etapa de diseño para Audi. En específico de este modelo, el aspecto más notorio es la nueva parrilla hexagonal que fue notoriamente ensanchada.

La nueva parrilla ahora tiene líneas más marcadas, que le dan un aspecto más deportivo sin perder la elegancia y sofisticación característica del A8, además, el conjunto que se forma con las luces LED con iluminación láser complementan su apariencia fresca y renovada.

La parte trasera del A8, es la zona más propositiva de esta nueva generación. Tiene una imagen elegante y deportiva que se sale de los convencionalismos a los que Audi nos tenía acostumbrados; mantiene las salidas de escape integradas a la fascia y agrega elementos de aluminio, así como calaveras con tecnología OLED, que crean animaciones mientras el conductor se aproxima o abandona el coche.

El resto de las líneas de diseño se mantienen fieles a las pretensiones de un sedán de lujo de esta clase; son elegante y clásicas, sin ninguna línea que sorprenda o resalte del conjunto visual. La versión estándar tendrá una longitud de 5.17 metros, mientras que el A8 L tiene una distancia entre ejes 13 cm mayor.

Por dentro sólo podemos encontrar lujo y más lujo. El nuevo A8 ahora tiene un habitáculo más amplio y puede incluir persianas eléctricas, asientos traseros con masaje y control de iluminación ambiental, luces de lectura HD y el asiento del copiloto puede equipar un reposapiés con calefacción y masaje para las plantas del pie. Los asientos delanteros también cuentan con pantallas con tecnología OLED que se pueden extraer y colocarse en el descansabrazos central.

Por si esto no fuera suficiente, Audi eliminó la perilla y el touchpad del modelo anterior y los reemplazó por un conjunto de pantallas táctiles con función gestual, que es más segura e intuitiva que el funcionamiento anterior; también se agregaron comandos por voz que le permiten al conductor manejar ciertas funciones del auto a través de una conversación inteligente con el coche.

Uno de los aspectos sobre los que más se especuló de la cuarta generación del A8, tiene que ver con las asistencias de conducción que tendría, las cuales, oficialmente alcanzan el nivel 3 de conducción autónoma.

De inicio, tiene la capacidad de leer las señalizaciones de tránsito e incorpora el novedoso sistema AI, que se activa simplemente con presionar un botón y permite prescindir del conductor y tener un manejo completamente autónomo.

Este “piloto automático” funciona hasta los 60 km/h y lo único que necesita, es una vía con divisiones físicas apropiadas que separe los dos sentidos de la calle. Mediante cámaras, sensores y radares, controla el arranque, aceleración, dirección y frenado sin que el conductor tenga que estar pendiente; es más, Audi asegura que el piloto no debe tener las manos en el volante y puede utilizar ese tiempo para mirar la televisión, aunque claro, esto último está sujeto a las leyes de cada país.

Con este mismo sistema el A8 puede estacionarse solo, ya sea en un espacio delimitado o en un garaje. Mediante una aplicación para smartphone, el conductor puede darle indicaciones al vehículo para que éste realice las maniobras necesarias sin necesidad de que haya alguien dentro del auto.

Otra innovación es el nuevo sistema de dirección dinámica, que manda una relación de dirección específica a las ruedas delanteras dependiendo de la velocidad, y el eje trasero puede girar en o contra la dirección de las ruedas delanteras, dependiendo de la situación.

También incorpora un nuevo sistema de suspensión activa Audi AI, que a través de actuadores electrónicos ajusta cada rueda de manera independiente, según el gusto del conductor o la situación del terreno y en caso de un impacto lateral inminente, eleva el vehículo a la velocidad de la luz (sic) para minimizar cualquier riesgo de lesión en los ocupantes.

Todas las versiones serán híbridas y las opciones mecánicas comenzarán con un motor V6 turbo de 3.0 litros TDI o TFSI con 286hp o 340hp, respectivamente y de ahí se escalará a propulsores de 8 cilindros de 4.0 litros con opción diésel (435hp) o gasolina (460hp). Por último, estará la opción de un enorme motor W12 con un desplazamiento de 6.0 L, aunque todavía no estará a la venta porque no cuenta con homologación.

Los cinco motores trabajarán con un alternador de correa de arranque con un sistema eléctrico de 48 voltios, que le permite apagar y arrancar suavemente el motor; también cuenta con recuperación de energía y función start/stop prolongado, por lo que podrá prescindir del motor de gasolina en lapsos de hasta 40 s mientras circula.

Con todas estas medidas, Audi busca hacer más eficientes los motores del A8 y mejorar el consumo de combustible hasta 0.7 litros por 100 kilómetros.

El nuevo A8 será construido en la planta de Neckarslum, Alemania y comenzará a venderse en dicho país a finales de otoño y posteriormente comenzará a distribuirse a otros países. En el país germano, el A8 estándar comenzará en 90,600 euros (aproximadamente $1,850,300 MXN) y el A8 L arrancará en 94,100 euros, cerca de $1,930,000 MXN).

 

Por: Alonso Brugada
@Brugadalonso

La espera terminó, así es el nuevo Audi A8Andrea Ferrer
02

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *